Blogia
idaliavazquez

Nominación de Candidatos en Cuba, un proceso único

Nominación de Candidatos en Cuba, un proceso único

Las asambleas de nominación de candidatos a delegados a las asambleas municipales del Poder Popular es uno de los momentos más importantes de la vida en nuestra sociedad, afirmó el presidente de la Asamblea Nacional, Ricardo Alarcón.

Al intervenir  en la Mesa Redonda dedicada al tema, Alarcón subrayó que estas reuniones abiertas son un privilegio único que para verlo hay que venir a Cuba, pues no existe en inguna otra parte del planeta.

Tras puntualizar que no se trata de encuentros formales, de rutina, enfatizó que es una oportunidad única que millones de personas en el mundo no pueden ejercer, porque en sus países los candidatos son propuestos por partidos políticos.

También resaltó como una singularidad del proceso electoral cubano la transparencia del Registro Electoral.

El titular del Parlamento cubano insistió en que el primer paso es una buena asamblea de nominación.

El pueblo junto al delegado

El presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, explicó que la escasez de recursos tras los huracanes que azotaron Cuba en 2008, la crisis económica global, nuestra condición de país subdesarrollado, junto al bloqueo económico dictado por Estados Unidos para hacer sufrir al pueblo cubano, son factores objetivos que enfrentan los delegados de circunscripción. Pero también luchan contra factores subjetivos como la desorganización, el robo y el despilfarro, problemas modificables y que SÍ pueden resolver los delegados con el apoyo del pueblo.

El mejor delegado es el que es capaz de involucrar al pueblo en sus labores de fiscalización y control, dijo Alarcón, quien recordó el llamado del presidente cubano Raúl Castro a fortalecer la institucionalidad encarnada en el delegado.

El proceso de nominación de candidatos es un sistema que debe ser cada vez más incluyente y participativo, sentenció.

Cuba, una nación que vota por sí misma y por su futuro

Coincidiendo con el aniversario 115 del reinicio de la Guerra de Independencia, el 24 de febrero comenzó en todo el país, con las asambleas de nominación en Pinar del Río, La Habana y Ciudad de La Habana, el decimocuarto proceso de elección de candidatos a delegados del Poder Popular.

Ana María Mari Machado, presidenta de la Comisión Nacional Electoral, informó en Mesa Redonda que la comprobación del listado de electores y su conciliación con el registro de población confirmó que más de 8 millones 400 mil cubanos, hombres y mujeres, blancos y negros, jóvenes y adultos, pueden participar, eligiendo o como elegidos, en el proceso que echó a andar en el país.

Añadió que en cerca de 51 mil áreas de elección las Comisiones Electorales organizarán, dirigirán y validarán el proceso con imparcialidad, profesionalidad, ética y apego a la ley.

Los mejores, al frente

Cualquier joven cubano que arribe a los 16 años el mismo día de las votaciones para elegir delegados del Poder Popular puede nominar y ser nominado, afirmó Ana María Mari Machado.

Al responder las preguntas del moderador de la Mesa Redonda, Randy Alonso, la presidenta de la Comisión Electoral Nacional recordó que en cada circunscripción debe haber como mínimo 2 proposiciones y hasta 8 como máximo, y un mismo candidato puede ser nominado en varias o en todas las áreas.

Añadió que aunque no es común en el proceso pues todos los miembros de la comunidad se conocen entre sí, cualquier ciudadano puede autoproponerse. Agregó que se puede nominar a alguien en ausencia siempre que esa persona haya expresado antes su consentimiento, y reiteró que en nuestro sistema no se permiten campañas de propaganda. Por último, llamó a la población a participar conscientemente en la nominación y elección de los mejores.

No administra, controla

El delegado del Poder Popular es un líder natural de la comunidad ante la cual tiene autoridad política y estatal como fiscalizador y controlador; pero no administra, sino que representa a su electorado en la Asamblea Municipal y promueve y gestiona la solución de los problemas de estos ante los organismos e instituciones del territorio.

Apoyándose en la Constitución de la República, el director de la Oficina de Información del Parlamento, Jorge Lezcano, recordó en la Mesa Redonda las funciones del Delegado del Poder Popular y dijo que es imposible concebir la democracia en Cuba sin esa persona que cumple con humildad y sencillez, voluntariamente y fuera de sus ocupaciones laborales, el mandato que le confió la comunidad. Señaló que el delegado participa en la aprobación del plan de presupuesto territorial, estudia los problemas de sus electores y propone soluciones.

Fuente: http://www.cubadebate.cu/noticias/2010/02/24/nominacion-candidatos-cuba-proceso-unico/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres